DEFENDIENDO LO QUE DI-S TE DIO

MUCHAS VECES TIENES QUE PARARTE FIRME A DEFENDER LOQ EU EL ETERNO H APUESTO EN TUS MANOS,

DEFENDIENDO LO QUE DI-S NOS HA DADO

El pasaje que vamos a leer nos está hablando de los valientes de David, el pasaje empieza hablando de los tres capitán de ellos y de los tres más valientes, y entre estos estaba uno que llamo mi atención 2 de Samuel 23:11-12.

ORACION

Señor Yeshúa, gracias por esta palabra la siento en mi espíritu, y Señor yo sé que tú vas a hablar a este pueblo, y que me vas a hablar a mí una vez más Señor, que vas a hablarnos a todos, y que tu gloria caiga en este lugar y que cuando nos vallamos de este lugar no salgamos como entramos, sino que salgamos con una fe fortalecida y con nuevas fuerzas para defender lo que tú nos has dado, en el nombre y por los méritos del Señor Jesús.

Como siempre lo hago, quisiera que en esta noche usted me ayudara a predicar, y LA PRIMERA COSA QUE QUIERO QUE NOTEN EN ESTE PASAJE QUE ACABAMOS DE LEER, es que sama se paró en medio de un terreno de lentejas y lo defendió, y esa acción que vemos de este hombre llamado Sama fue algo heroico, seguro que esa acción para nuestro Di-s fue algo que lo lleno de regocijo, pero también quiero decirles, que tal vez para muchos otros, tal vez para sus vecinos, tal vez para sus amigos e inclusive para sus familiares, tal vez para ellos fue un acto totalmente absurdo, una acción ingenua, una completa locura.

Y digo esto, por que posiblemente para todos los que vivían en ese lugar, y aun para sus familiares, arriesgar la vida por salvar un terreno de lentejas no tenía ningún sentido, la biblia nos asegura que los hebreos de aquel lugar huyeron cada cual escapando por su vida, PERO lo que ellos no entendieron fue lo siguiente, ellos tal vez no podían entender que Sama defendió ese terreno de lentejas, por la simple razón de que había sido Di-s quien le dio ese terreno a su familia.

Y eso nos lleva a tocar el primer punto en esta noche: ///LO QUE DI-S NOS HA DADO DEBEMOS DE DEFENDERLO CON TODAS NUESTRAS FUERZAS///. ¿A cuantos Di-s les ha dado gozo, a cuantos Di-s les ha dado paz? ¿A cuántos Di-s les ha dado un sueño, a cuantos Di-s les ha dado una familia, a cuantos les ha dado una visión? Bueno si Di-s les ha dado algo entonces deben de pararse firmes defendiendo eso que Di-s les ha dado, así sea solo un terreno de lentejas, debe de defenderlo. Porque si Di-s te ha dado algo, entonces nuestro deber es defenderlo.

Y hablando figuradamente, los filisteos son una figura de las fuerzas del mal, esos enemigos antiguos del pueblo de Di-s solo son un tipo, una figura de espíritus malos, son tipos de demonios y la misión de ellos, es destruir lo que Di-s nos ha dado, y amados del Eterno hoy más que ningún otro tiempo nos hallamos peleando una batalla espiritual, y ya lo he dicho antes pero lo voy a volver a repetir, nuestra batalla no es contra personas fificas, así que por favor no pelee, no discuta, no se irrite y maldiga a su familia, o a sus hermanos, no se pelee con las personas, no se pelee con sus compañeros de trabajo.

Y se lo tengo que recordar porque nuestra lucha no es contra carne y sangre, nuestra lucha es contra principados, contra potestades, contra huestes espirituales de maldad que usan a las personas como marionetas, que usan a las personas como títeres para causarnos dolor, para causarnos daño e infringirnos sufrimiento a nuestra vida, pero los seres humanos no son nuestros enemigos, nuestra familia no son nuestros enemigos no importa que tan fuertes sean las cosas que estamos pasando, más bien el reino de las tinieblas son nuestros enemigos.

Y como hijos de Di-s que somos, como criaturas llenas del Espíritu santo, lo que debemos de hacer es resistir el reino de las tinieblas, resistiendo con la palabra, resistiendo con la oración, resistiendo con el ayuno, porque en este tiempo más que nunca antes, el enemigo está enviando sus demonios a atacar nuestra familia, nuestra congregación, nuestra paz, y no sé si usted ha sentido esa presión en estos últimos tiempos, pero como satanás sabe que le queda poco tiempo, y por eso es que en los últimos tiempos se podrá apreciar un ataque más fuerte y más cruel contra la familia, contra el liderazgo, contra los hijos, contra los que amamos, y lo hace por que planea llevarse a cuantos pueda a ese lugar de tormento donde yo no planeo ir.

Solo espero que pase lo que pase usted jamás planee ir a ese lugar, y no sé si usted ha sentido esa presión, ese ataque del enemigo en estos últimos tiempos como nunca antes, satanás anda atacando ministerios, anda atacando congregaciones, él está atacando creyentes, y sobre todo está atacando lo que más amamos, nuestros hijos, nuestra familia, nuestra salud, y todo con el fin de robarnos el gozo, la paz, la tranquilidad y la vida eterna.

Entonces por eso, es que quiero decirles en esta noche, que cualquiera que sea lo que Di-s te ha dado, sean hijos, sean nietos, sea un trabajo, sea una iglesia, usted debe de pararse firme en medio de todo el caos que vivimos y debe defender lo que Di-s le ha dado con todas sus fuerzas, y debe defenderlo, porque tal vez para otras personas, tal vez para alguien más como ocurrió en el caso de Sama, a nadie más le importo el terreno de lentejas, para todos los demás, lo que Sama estaba defendiendo no era importante, pero si Di-s te lo dio para tu beneficio, para su bendición, entonces parece firme y defiéndalo con todas sus fuerzas.

Y una manera de hacerlo es cuando usted viene a la congregación, y cuando usted en medio de su tristeza, en medio de su dolor, usted alaba y glorifica Al Di-s Eterno, es entonces cuando usted se pone a defender lo que Di-s le ha dado, cuando usted ha estado orando, cuando usted ha estado ayunando, cuando usted viene sin fuerzas y en medio de su angustia usted le da la gloria al que vive por los siglos de los siglos, es entonces cuando usted está defendiendo lo que Di-s le ha dado, cuando usted levanta las manos, cuando usted testifica a alguien del poder de Dios, cuando usted da una ofrenda, es entonces cuando usted está defendiendo lo que Di-s le ha dado.

Por eso es que no debe de quedarse con los brazos cruzados cuando viene al lugar de reunión, porque cada aleluya, cada canto, cada alabanza que se canta para Di-s, cada danza, cada gloria a Di-s, cada levantar de manos, ¿Que estoy haciendo? Estoy defendiendo esto que Di-s me ha dado, hoy le vengo a decir parece firme, en medio de ese terreno de lentejas que Di-s le ha dado y no dejes de luchar por lo que Di-s te dio.

Sama el hombre de nuestra historia fue uno de los considerados valientes de David, el a su vez, un tiempo fue parte de esos hombres desahuciados, que se habían unido a David en la cueva, cuando David se hallaba huyendo de Saúl, en ese periodo de tiempo David estaba escondido en la cueva de Adulam, y de repente empezaron a aparecer en ese lugar hombres de no muy buena reputación, ya que eran hombres que se hallaban endeudados, hombres amargados, hombres descontentos, hombres con todo tipo de problemas.

Y David con la ayuda de Di-s, tomo a esos hombres desahuciados de la sociedad, y los convirtió en hombres valientes expertos en batallas, y esa historia, es nuestra historia, porque cuando nosotros tuvimos un encuentro con nuestro Rey, muchos estábamos amargados, muchos estábamos endeudados, estábamos descontentos, estábamos infelices, pero nos encontramos un día con nuestro amado Salvador y El transformo nuestras vidas, Él nos dio un cambio de vida total, y nos convirtió de cobardes a valientes, antes salíamos corriendo, salíamos huyendo, pero hoy es tiempo de defender lo que Di-s nos ha dado.

Yo creo que aquí hay un pueblo de valientes, yo creo que los cobardes han huido, los cobardes han salido corriendo y si todavía lo veo a usted en este lugar, creo que es porque Di-s te trajo a este lugar, y porque eres un valiente, y si Di-s nos trajo hasta aquí, y si Él nos ha dado tiempos de victoria, tiempos de gozo, si Di-s nos ha dado cosas que no teníamos, si Él le ha dado dirección a nuestra vida, y sobre todo nos ha dado una salvación tan grande, pues lo que tenemos que hacer ahora es defender esto que tenemos.

Y podría ser que mientras más luchas, mientras más te cansas, podría parecer que no es mucho lo que tienes, podrías llegar a pensar que tal vez no vale la pena tanto sacrificio, se puede llegar a pensar que lo que nos hallamos defendiendo no es mucho, podría ser un simple terreno, podría ser un simple edificio, podría ser una hijo rebelde, podría ser algo que a los ojos de los demás lo que tu estas defendiendo no valga nada, pero muchos de nosotros cuando llegamos a los pies de nuestro Salvados Jesucristo no teníamos ni siquiera eso.

Muchos antes de encontrarnos con el Señor Jesús, no teníamos más que problemas, por lo menos yo no tenía nada que valiera la pena defender, absolutamente nada, todo era gris a mi alrededor, todo era muy diferente a como es ahora, así por eso es hora de pararnos firmes y es hora de declarar satanás, adversario, no va a ser tan fácil, desde ahora no estoy dispuesto a concederte nada, no estoy dispuesto a soltarte nada tan fácilmente de lo que Di-s me ha dado, este gozo no te lo doy, esta paz no te la doy, esta salvación no te la doy, a mis hijos no te los doy, yo los voy a defender con todo lo que hay dentro de mí, hasta ver un milagro.

Hay que defender lo que Di-s nos ha dado, y es triste decirlo, pero hay muchos creyentes, que en lugar de defender lo que Di-s les ha dado, se han dado por vencidos, y en lugar de que el mismo Espíritu que estaba en Sama, les fortalezca, les de la victoria y que se rehusé a darse por vencido aunque todos corran, muchos se están dejando vencer, por favor piensa seriamente ahora, eso que tienes, esa familia, esos hijos, esta iglesia, te la dio El Señor, y si el Señor te la dio deberías de defenderlo.

Tal vez para muchos no valga la pena, pero para ti significa tu vida, significa tu salvación, significa tu paz, significa seguir sirviendo Al Eterno con gozo, por eso, y nada más por eso, si solo eso fuera suficiente, defiende lo que Di-s te dio, aunque sea solamente un terreno de lentejas, y eso que tienes que defender, tal vez para tus amigos, tal vez para tus vecinos, tal vez para otra iglesia, no signifique nada pero para ti tiene que significar algo ya que solo así estarás dispuesto a luchar, así que párate frente a los filisteos, párate frente a los demonios, párate frente a la adversidad y lucha por lo que Di-s te dio.

Sé que en algún momento esas cosas o eso que estas a punto de perder ha sido precioso para ti, y he visto a muchos levantar sus manos pero en señal de derrota, hay muchos que levantan sus manos, pero que ya están cansados de luchar por la santidad, ya están cansados de luchar por la salvación de sus hijos, muchos ya están cansado de luchar por la salvación del hogar, muchos más están cansado de luchar por esta fe y esta doctrina, y hay muchos creyentes que se están dando por vencidos, y a todos esos que se están dando por vencidos, vengo a recordarles la exhortación del apóstol //Pablo donde nos exhorta a pelear la buena batalla de la fe//.

Así que mientras todo el mundo huyo, Sama no lo hizo, seguro pensó, me pueden dejar solo, todos pueden correr, a nadie le importan mis hijos, a nadie le puede importar mi heredad, pero yo no me muevo de aquí, y el decidió pararse firme y defender lo que Di-s le dio, y espero con todo mi corazón que en esta congregación haya personas con ese tipo de carácter, con ese tipo de FE como Sama, que desde hoy deciden pararse firmes.

Seguro a nadie le importa un terreno de lentejas, la mayoría no valorizan lo que Di-s les ha dado, pero estoy seguro que en este lugar habrá por lo menos alguien que valoriza lo que Di-s ha hecho en su vida, tal vez no sea la mayoría, recordemos que la mayoría dejaron solo a Sama, pero aquí es donde les voy a aclarar una cosa, NUNCA LA MAYORIA han determinado el éxito de la iglesia, porque el éxito y la victoria nunca ha consistido en cuantas personas tenemos, sino en cuanto de Di-s tenemos, no es cuánto dinero tenemos, es cuánto de Di-s tenemos, no es qué tipo de trabajo tengo, es cuánto de Di-s tengo, y si usted tiene a Di-s entonces tiene la victoria asegurada.

Porque si Di-s con nosotros, ¿Quién contra nosotros? Por lo tanto defienda lo que Di-s le ha dado, defienda su familia, defienda su matrimonio, defienda su hogar, defienda su ministerio, defienda sus sueños, defienda su FE, defienda su visión, defienda su paz y no se de por vencido, por favor quiero que entienda, yo quiero saber que me voy de aquí, pero que un grupo de valientes deciden por una palabra que les fue enviada, por eso deciden defender lo Di-s les ha dado, y para no predicar muy largo les voy a hablar de DOS principios sencillos, DOS principios bíblicos pero sencillos, sencillos pero poderosos que Di-s nos revela en su palabra.

Primer principio //SI USTED DEFIENDE LO QUE DI-S LE HA DADO, DI-S LO VA A DEFENDER A USTED//, este es un principio sencillo pero poderoso, y lo voy a repetir, ¿me escucho pueblo de Di-s? Cuando te sientas tentado a dejar de luchar, y hacer cosas que no son correctas, en ese momento párate firme y defiende esa verdad que te ha hecho libre y veras que Di-s te va a defender a ti, porque Di-s defiende a los que defienden lo que Él les ha dado, y para probarlo vamos a ver un pasaje que Pablo le escribe a su hijo espiritual Timoteo:

2Ti 4:14 Alejandro el calderero me ha causado muchos males; el Señor le pague conforme a sus hechos. 4:15 Guárdate tú también de él, pues en gran manera se ha opuesto a nuestras palabras. 4:16 En mi primera defensa ninguno estuvo a mi lado, sino que todos me desampararon; no les sea tomado en cuenta.

Pablo está diciendo aquí, que había un hombre que le estaba causando muchos males, y le dice a Timoteo guárdate tú también de él, y luego pasa a decirnos algo sorprendente verso 16, en mi primera defensa ninguno estuvo a mi lado, todos me desampararon, porque será que cuando más difícil esta la lucha, es cuando más solo te quedas, cuando más difíciles se ponen las cosas es cuando todos huyen, tal vez Pablo esperaba que sus hermanos en Cristo, que su familia, estuviera apoyándolo, respaldándolo, pero todos le desampararon, y es entonces que hace esta revelación.

PERO, (dígalo fuerte conmigo) 2 de Tim. 4:17 Pero el Señor estuvo a mi lado, y me dio fuerzas, para que por mí fuese cumplida la predicación, y que todos los gentiles oyesen. Así fui librado de la boca del león. 4:18 Y el Señor me librará de toda obra mala, y me preservará para su reino celestial. A él sea gloria por los siglos de los siglos. Amén.

//pero, el Señor estuvo a mi lado// aquí es donde vemos el primer consejo sencillo pero de poder cumplido, //SI Usted Defiende Lo Que Di-s Le Ha Dado, Di-s Lo Va A Defender A Usted// y cuando Di-s te defiende, no importa si nadie más está contigo, no importa si nadie más te defiende, si Di-s te defiende, y si Di-s esta de tu lado NO IMPORTA quien esté en contra suya, YO CREO que vale la pena alabar al Señor por eso, cuando tú te paras firme en lo que Di-s te ha dado, si tú sigues predicando, si tú sigues defendiendo este terreno de lentejas, Dios va a estar de tu lado y te dará fuerzas como le dio a Pablo.

Pablo concluye “Así fui librado de la boca del león” ese león sin lugar a dudas es el diablo, y con eso nos damos cuenta, que siempre el adversario está detrás de aquellos que nos atacan, el diablo siempre nos quiere dar donde más nos duele, nos quiere golpear con lo que más amamos, que son nuestros hijos, nuestros cónyuges, nuestros hermanos que amamos, pero yo les voy a decir algo al día de hoy, si cada uno de ustedes me abandona, Di-s seguro va a estar a mi lado, Pablo nos dice, en mi defensa todos me abandonaron pero EL Señor estuvo conmigo,

Y lo mismo que sucedió con Pablo va a suceder con usted, no importa quien se levante contra usted, no importa que todas las tinieblas se levanten tratando de destruir lo que Di-s te dio, si tú te paras a defender lo que Di-s puso en tus manos, Di-s también te va a defender a ti. Usted créalo, usted confiéselo, usted diga, Señor yo voy a defender lo que tú me has dado y YO SE QUE TU me vas a defender del enemigo.

Este es el primer principio bíblico, que es simple, que es sencillo, pero poderoso, y así vamos a ir al segundo punto que les quiero compartir.

Segundo punto para cerrar, Los enemigos no pueden quitarte lo que es tuyo excepto que usted se lo conceda, así que dígalo conmigo el diablo no me puede quitar lo que Di-s me ha dado solo que yo deje de luchar, esa es la única manera como el diablo puede obtener la victoria sobre ti, la única manera en que el diablo puede quitarte lo que Di-s te ha dado es que tú mismo le concedas la victoria, o sea cuando usted se cansa de orar, cuando usted se cansa de pelear la buena batalla de la fe, y nos cansamos porque vemos que nuestra pelea ha durado mucho tiempo, y es cuando la persona se cansa, también se desanima, porque dice he peleado mucho tiempo esta batalla y nada ha sucedido, y es entonces cuando su fe se debilita y comienza a hablar un lenguaje de derrota.

Pues te lo advierto es allí cuando le estas concediendo la victoria al diablo, pero ya vimos con el hombre de nuestro ejemplo, ya vimos que Shammá se paró firme y defendió la tierra que El Eterno le había dado a sus padres, y sé que el diablo anda atacando a las familias más que nunca, pero su única esperanza del diablo para derrotarlo a usted, es que usted se canse de pelear por lo que Di-s le dio y al momento que ya no luches, entonces el enemigo obtiene la victoria, pero queridos hermanos no se cansen de hacer el bien dice la biblia, porque a su debido tiempo segaremos si no desmayamos, entiende una cosa, si el diablo te pudiera matar ya te hubiera matado, si el diablo pudiera matar a tus hijos ya los hubiera matado, si el diablo pudiera conquistar todo lo que Di-s te ha dado, ya lo hubiera conquistado.

Pero TU Di-s, no le ha permitido tener la victoria y tú tampoco se lo permitas, y hoy te voy a compartir esto, el diablo para hacerte abandonar la lucha, para que dejes de luchar por lo que Di-s te dio, tiene que hacernos creer que no podemos defender lo que Di-s nos ha dado, y la manera en que él consigue eso, es plantando pensamientos negativos en tu mente, el diablo te quiere decir que por lo que has luchado ya está perdido, y que ya está bien si no oras por ello, que como quiera ya hiciste tu parte, ya conocen el mensaje de salvación y si no quieren es porque ellos deciden perderse. Y eso es lo que el diablo quiere que tú creas, PERO Di-s quiere que sigas luchando.

Por eso Romanos 8:37 nos dice por lo cual en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que no amo, por lo cual estoy seguro que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles, ni ninguna otra cosa creada nos puede separar del amor de Di-s que es en Cristo Jesús Señor nuestro. Y la última pregunta que tengo para ustedes el día de hoy es la siguiente: ¿Está usted dispuesto a abandonar su campo de lentejas y dárselo al diablo, o está dispuesto a pararse firme y decir “nada, nada, nada, nada, nada me hace abandonar lo que Di-s me ha dado? //Y yo voy a pelear hasta que Di-s me dé UNA GRAN VICTORIA//.

Muchos ya le concedieron su terreno de lentejas al enemigo, muchos ya huyeron, pero yo sé que aquí todavía quedan unos cuantos valientes como Shammá, que dicen, diablo todo el mundo puede temerte y huir, pero si yo defiendo lo que Di-s me ha dado, yo sé que Di-s me va a defenderá mí, muchos van a estar en contra de mí, puede ser que todo parezca contrario, puede que todos te desamparen, pero El Eterno está del lado de los que siguen luchando, y aunque pase mucho tiempo y parezca que Di-s no te contesta, Él está oyendo tu oración y en algún momento esa oración será derramada como incienso delante de su trono. El oirá tu oración y te dará una grande victoria.

Cuenta la biblia, que una ocasión el hombre más manso, el siervo más fiel de Di-s le dijo al Eterno, “Señor déjame ver tu rostro”, y todo parece que a su siervo más fiel Di-s le dijo que NO, siempre nos ha dado la impresión de que Di-s le dijo que NO a una oración que Moisés hizo, incluso cuando Moisés rogo que El Eterno le dejara entrar a la tierra prometida, una tierra por la cual él lo dejo todo, él lo dio todo, y Di-s hasta le dijo, ya no me hables más de ese asunto, y murió Moisés, parecía asunto concluido, pero 1500 años después, en un monte de la tierra prometida conocido como el monte de la transfiguración, El Señor Yeshúa subió a ese monte, y tres discípulos con El, y en ese monte 1500 años después, Moisés pudo ver el rostro de Di-s y fue en la tierra donde todos teníamos la idea que le habían negado la entrada.

Y dice Revelaciones 5:8 Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos. Aquí estamos viendo que tanto los seres vivientes como los 24 ancianos que están alrededor del trono de Di-s, todos tienen copas de oro, llenas de incienso, que son las oraciones de los santos, y eso quiere decir, que sigas orando, que un día cuando esas copas que tienen los que están alrededor del trono de Di-s y que son las oraciones de los santos, un día esa copa que estas llenando con tu oración, un día esa copa se va a llenar y será derramada delante del trono de Di-s y entonces dará la orden El Eterno de que te traigan una respuesta celestial, y allí te darás cuenta que valió la pena luchar sin darte por vencido, allí te darás cuenta que valió la pena mantenerte firme.

La historia del niño que fue mordido por un cocodrilo en la alberca de su casa,,,,,,,, señalando a mis cicatrices muéstrales las marcar que te dejo el enemigo, pero esta pasión que tengo por predicar la palabra de Di-s son las mascar que me ha dejado mi madre, que me mostro lo que es servir a Di-s con pasión y me enseñó a mantenerme firme cuando todo parece perdido, mientras más ella oraba, más me hundía en la perdición, pero gracias a Di-s nunca dejo de orar por mí, gracias a Di-s siguió defendiendo su terreno de lentejas que para los demás no significaba nada pero para ella era su herencia, y un día Di-s le dio una muy grande victoria.

El Rey ya viene, y sé que muchos están batallando y peleando en diferentes cosas, y sé que lo que Di-s te ha dado, el diablo ha tratado de quitártelo, pero si todavía estas de pie, aunque estés herido, aunque estés rasguñado, aunque estés ensangrentado y golpeado, pero estas de pie con tu espada en la mano, dígalo ahora, diablo mi terreno de lentejas tú no te lo llevas, tu no vas a robarme a mis hijos, tu no vas a robarme el ministerio, tu no me vas a robar mi familia y mi matrimonio, más bien levante sus manos y comience a pelar con su oración, con su alabanza recuerde no es mi guerra si no la de Di-s. Levanta tus manos y pelea.

Oración.

Bendito eres Señor Di-s del universo que nos has santificado con tus mandamientos y nos has dado instrucciones de vida, gracias por alentarme a luchar, a perseverar y mantenerme firme en este camino difícil pero que tiene grande galardón, te alabo te bendigo y te doy gracias por tu hijo amado que vino para darme gran salvación, en el nombre de Jesús amen.


Featured Posts
Recent Posts
Follow Us
No hay tags aún.
Search By Tags
Archive
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square